martes, 18 de marzo de 2008

“ El príncipe azul destiñe”

La violencia sexista en propagandas, programas de tv, fotografías y videojuegos, sin darnos cuenta, afectan nuestras decisiones y nuestros comportamientos. Los mensajes en los que aparecemos como objeto sexual, contribuyen a perpetuar una situación de inferioridad con respecto a los varones, puesto que nos hacen creer que sólo seremos válidas como personas en la medida en que seamos atractivas para ellos. En esta situación de dominio, se insta a desterrar comportamientos firmes y decididos por (des)calificarlos como poco femeninos o poco atrayentes para los varones. Las mujeres aparecemos como si la forma en que nos vemos y nuestro cuerpo fuera lo único importante en nosotras.
¡No compremos los productos publicitados por propagandas que denigran nuestra imagen y fomentan la violencia hacia las mujeres!


Para su campaña publicitaria, Lotería Correntina empleó una estrategia comunicativa que, a priori, no contempló las reacciones que podría provocar entre la población femenina: "La correntina es muy fácil", dice una leyenda colocada en lugares estratégicos de la ciudad, con referencia a la quiniela del mismo nombre.

1 comentario:

Dardo dijo...

La cultura tinelesca es similar a la cultura nazi o aún peor a la rastafari. Promover el juego tiene tanto de miseria moral como la de promover la prostitción. Deberían existir políticas públicas tendientes a terminar con la promoción de los juego proxenetas