martes, 23 de junio de 2009

Backlash en la Academia

Que la Academia es una Institución por momentos muy conservadora no es una novedad. La Universidad es un terreno de disputas por el poder de nominar, de legitimar ciertas posturas políticas científicamente y mantener el statu quo. Es por eso, también, un terreno en el que consideramos muchxs que hay que dar pelea. La Facultad de Sociales de la UBA no es la excepción.
Hace un tiempo, la discusión vino de la mano de las declaraciones de Alberto Noé y su legitimación –como Doctor en Ciencias Sociales- de la prostitución. En las discusiones sobre la construcción del conocimiento en la academia, sus lógicas y formas de reproducción la palabra que siempre aparece es 'rancio', 'lo más rancio de la academia', 'los espacios de pensamiento más rancio', etc. La entrevista a Alberto Noé es un ejemplo de eso. A veces vale preguntarse si tiene sentido construir teoría desde un espacio que demuestra tanto conservadurismo disfrazado de progresismo. Tanta falta de pensamiento crítico. Hoy, otro ejemplo de lo que Susan Faludi denomina “backlash” o la reacción conservadora que se disfraza de progresismo académico, en este caso de Patricia Trujano Ruiz, una catedrática de Universidad Autónoma de México (UNAM) que utiliza la teoría de género para presentar la violencia de mujeres hacia varones como un problema de agenda en México(¡!) Justamente, en México, que sin ser la excepción en América Latina, es un país en el que la violencia está arraigada en todas sus instituciones y un claro ejemplo de lo mal que lo pueden pasar las mujeres de las clases populares o de minorías étnicas.
Como un ejemplo apenas de la violencia institucional ejercida por el Estado Mexicano, reproducimos el siguiente post, publicado en Género con clase, “Aunque parezca increíble, en pleno siglo XXI cuando se empezaba hablar con mayor fuerza de derechos humanos; se reconocía la violencia de género y se utilizaban instrumentos internacionales para avanzar en la concreción de una ciudadanía plena para las mujeres, en trece de los congresos locales de nuestro país, se restringe la libertad de las mujeres para decidir sobre sus propios cuerpos.La manifestación de esta nueva inquisición en la vida civil, legislativa y política se observa claramente, en sus campañas impulsadas en contra de ampliar los servicios anticonceptivos para ofrecer el condón femenino y la pastilla de anticoncepción de emergencia; el uso del condón consciente e informado para evitar embarazos no deseados y su firme oposición a reconocer al aborto clandestino como una causa de muerte muy frecuente para las mujeres que lo practican en lugares insalubres.(...)Con las nuevas modificaciones a las constituciones de Baja California, Colima, Campeche, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Sonora, Durango, Nayarit, Quintana Roo, Puebla y Quéretaro las mujeres que deciden interrumpir un embarazo, son consideradas como criminales y sujetas de proceso legal.Estas reformas que consideran al óvulo fecundado como persona y prohíben todo tipo de aborto podrían además:

- Convertir en delincuentes a las mujeres que usan Dispositivo Intrauterino (DIU)
- Criminalizar los servicios de reproducción asistida (fecundación in Vitro, conservación de óvulos fecundados
-Negar servicio médicos a las mujeres con embarazo ectópico (el ovulo se implantó fuera del útero)
-Negar alternativas a las mujeres las ponen en riesgo o son producto de una violación.

Una ley que penaliza, obliga a todas las mujeres. Una ley que despenaliza, no obliga a ninguna.No queremos una sola mujer encarcelada por elegir, condenada a no poder decidir y sentenciada a sólo parir.

El post completo en “La Inquisición del Siglo XXI en México"

En Chile hace pocas semanas también se prohibió la distribución de la pastilla “del día después”, como se señala en este otro post, "Un nuevo dictamen deja sin alternativa a las chilenas: ‘Las municipalidades tiene prohibido la distribución de la pastilla del Día después’”, “el patriarcado ataca nuevamente sobre la autonomía de los cuerpos de las mujeres chilenas y sus principales "Derechos Humanos", es que nuevamente la impunidad queda al descubierto en un país que dice tener un "sistema democrático" en las decisiones propias de toda persona”.

Derechización, avance del conservadurismo, reacción contra los -aún pocos- derechos conquistados, contragolpe, backlash… En los medios, en el Estado, también en la Academia. Como le respondió Musi, una amiga de la casa a un compañero del Seminario de DDHH del Doctorado de Sociales de la UBA, ‘claramente estamos atentando contra los derechos de los varones, pero es porque el derecho al monopolio de la violencia, el derecho a reinar sobre el mundo, a subordinar a las mujeres, fueron y siguen siendo derechos ilegítimos, por eso "fueron lastimados" Y todavía faltan más!'

No hay comentarios: