Ir al contenido principal

Fin de un ciclo

Hace dos años habilitamos este espacio de discusión y encuentro, en el que pudimos dar a conocer nuestras inquietudes y las de muchxs otrxs que venimos trabajando para visibilizar, deconstruir-reconstruir relaciones inter e intra genéricas más igualitarias y equitativas. En estos dos años nos contactamos con personas de todo el mundo que en la medida de sus posibilidades, a veces con más éxito y otras veces sin repercusiones demasiado importantes, venimos intentando fisurar un discurso único, hegemónico, repetido hasta el hartazgo y ya hueco pero eficiente de cómo debemos ser unas y otros, y qué debemos hacer para estar adaptadxs. Intentamos poner de manifiesto algunas falacias y poner en marcha ciertas utopías.

Hoy cerramos este blog con la convicción de haber movido más de una neurona, de haber generado alguna inquietud, una pregunta sobre las prácticas de varones y mujeres que participamos de este espacio y de quienes nos han leído, criticado o se han acercado con curiosidad a ver que estabamos diciendo. Tal vez volvamos o sigamos en otros espacios, todo lo posteado seguirá aquí para que sea usado libremente por quien así lo desee. El cierre de una etapa no es una claudicación... es seguir la lucha por otros caminos.
Nos seguiremos viendo, que la lucha nos encuentre en las calles, resisitiendo, desobedeciendo con la felicidad que da saber que vale la pena.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
buenas!
no se quienes son,pero lxs lei en estos ultimos meses, y esta buenisimo todo lo que hicieron o hacen...
felicitaciones!!!!!!
ahora ... quienes son???


saludos desobedientes!
m
Geli ha dicho que…
Qué lástima que lo cierren ¿de que manera se puede seguir en contacto?
Andreievna ha dicho que…
Bueno, deseo que no les falte la fuerza ni la compañía necesarias para no claudicar!

Entradas populares de este blog

Con ustedes… el catálogo del primer festival “La Mujer y el Cine” 1988

De la caja de la basura del que lo salvó una compañera en el laburo hasta nuestro blog desobediente y feliz, reactivado expresamente para poder compartir esta joyita con ustedes. Para retomar esta historia y ponerla en valor y que quede el documento a disposición para todxs aquellxs que quieran también retomar la posta. “Para nosotras, organizar este primer festival “La Mujer y el Cine” significa, por un lado, fomentar la expresión de un “sí, se puede” en otras mujeres de nuestro país que, por un motivo u otro, han visto postergados sus proyectos de hacer un film”, decía Susana López Merino, en la carta que abre este catálogo. “La Mujer y el Cine” se hizo por primera vez en Mar del Plata en 1988. Argentina hacía poco recobraba la democracia y las mujeres teníamos una inusitada participación en la cultura y cargos públicos. Casi diez años antes de que se reanudara el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata en 1996, del que luego fue una de sus secciones más prestigiosas. La in…

MIS PELOS POLÍTICOS!

LESBIANAS- FEMINISTAS Y PELUDAS!!!!
Mis pelos me dan vergüenza. Los miro. Los acaricio. Trato de pensarme con pelos en las piernas y no puedo evitar sentirme FEA? No. La palabra es más bien asco. Vergüenza. Un nudo contradictorio entre mi libertad y la cárcel de sentirme con la valentía de dejármelos siempre y cuando no empiece a hacer calor. Ridícula, me recuerdo diciendo en un telo en una cogida ocasional – “no estoy depilada. Si querés no me saco el pantalón”. Qué infamia! Ella no se tomó el trabajo de contestar mientras me desvestía. Me dejé llevar aliviada. Me había acordado de una amiga que me contó estar por coger muy caliente con una chica y que se le fuera la calentura después de verle los pelos. Que no había podido volver a tocarla. ¿?!!! “¿Pero no te das cuenta que la fobia es tan grande que te impide sentir placer?”, le dije. Está claro que tampoco tolera mis pelos. Los pelos en las piernas de su amiga. ASCO. Pánico social. Sentirme observada. Rechazada. Criticada. Pero lo …

Mitos sobre la prostitución

Campaña "Ni una mujer más víctima de las redes de prostitución"
Es el oficio más viejo del mundo
Falso. Supone que la prostitución es un atributo innato de las mujeres y, por lo tanto, inevitable, construcción muy conveniente al patriarcado y a los explotadores. La prostitución expone el propio cuerpo al servicio de otro, para que sea usado como mercancía, por tanto no es oficio sino esclavitud. Es imposible vender el cuerpo sin lastimar el alma. En sociedades primitivas, las mujeres aparecemos como parteras, alfareras, artesanas, curadoras, maestras, aurigas (conductoras de carro), recolectoras, antes que practicando la prostitución. Estos oficios ejercidos por las mujeres se pueden comprobar por la arqueología y la mitología popular pero son ignorados por la "historia" patriarcal. La prostitución tiene un inicio preciso: la afirmación del patriarcado.
Es una forma sencilla de ganar mucha plata
Falso. Las mujeres en situación de prostitución sufren daños irreparables,…