Ir al contenido principal

Escuela sin armarios

Está abierta la inscripción al curso gratuito de capacitación docente "Sexo, género y cambio social" que dicta a partir del 7 de agosto el centro de capacitación docente INSUCAP.

Un par de cursos programados aún no han recibido el ok del gobierno porteño, por ejemplo para capacitar docentes en prevención de homofobia, algo que al parecer no resulta prioritario. El 17 de mayo en la Legislatura nuestra intervención fue en el mismo sentido: el dediscutir en las aulas ciertas formas naturalizadas de poder masculino heterosexual que se presenta como "normal" y que sin embargo podríamos preguntarnos que tan normal es que sean varones heterosexuales quienes terminen con la vida de cientos de mujeres al año, quienes pagan por prostitución, quienes abusan de menores... La intervención en la Legislatura tuvo que ver con cuestionar esa masculinidad violenta.
Se puede acceder a la intervención de Luis De Grazia, coordinador del Área Jóvenes de la CHA
dejamos nuestra intervención completa al pie.


Patriarcado, lesbofobia, violación, violencia, femicidio, son nuestras denuncias y son diariamente lo que vemos y oímos en los medios de comunicación. Caminamos por calles en las que los teléfonos, marquesinas, tachos de basura ofertan fragmentos de mujeres. La violencia es constante en nuestras sociedades, hacia las mujeres en general y hacia las lesbianas en particular, al punto de que si no cumplimos la fantasía masculina y heterocentrada, somos calificadas de tortas, histéricas o putas.

No podemos entender el crimen de Natalia Gaitán o el abuso de la adolescente de Villegas sino es en el marco esta masculinidad violenta. En la escuela, sabemos que con lucha, hemos logrado que se enseñe una educación para la ciudadanía, dentro de la cual los derechos humanos pueden ser enseñados desde la perspectiva de los derechos de las mujeres. Aunque con falencias también tenemos una Ley de educación sexual integral que pone de manifiesto los cruces de sexo, género y sexualidad más allá de que el énfasis sea prevenir los embarazos no deseados o las enfermedades de transmisión sexual. Pero eso no alcanza si los ciudadanos formados siguen siendo machos violentos.

Necesitamos que la escuela, comience a discutir masculinidad hegemónica. Enseñar a los pibes y a las chicas a leer estas noticias de forma crítica, a entender el acceso por precio de las mujeres como una forma de violencia, a comprender la heterosexualidad como una orientación sexual más que no implica “normalidad”.

En estas semanas en las que se discute el matrimonio entre personas del mismo sexo, hemos podido escuchar expresiones lesbofobicas y homofobicas diversas. Pero tal vez no debamos detenernos a explicar nuestro deseo, orientación sexual ni justificar nuestra existencia, las de lesbianas, gays, transgéneros, sino discutir heterosexualidad como régimen político, la heterosexualidad obligatoria. Discutir el poder naturalizado de los varones heterosexuales sobre todas las demás expresiones de sexo, género y sexualidades diversas. Es hora de que se apliquen las leyes que ya tenemos y de avanzar en leyes que restrinjan los abusos de varones, por ejemplo en la exposición de las mujeres de forma violenta o degradante. Los medios de comunicación gráficos que se horrorizan del abuso en Villegas son los que publican en el rubro 59 ofertas de jovencitas, bebotas, “nuevitas”…

La lesbofobia es una expresión de machismo y misoginia, que podemos transformar a partir de una educación sin armarios y medios de comunicación comprometidos con los derechos de las mujeres.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Con ustedes… el catálogo del primer festival “La Mujer y el Cine” 1988

De la caja de la basura del que lo salvó una compañera en el laburo hasta nuestro blog desobediente y feliz, reactivado expresamente para poder compartir esta joyita con ustedes. Para retomar esta historia y ponerla en valor y que quede el documento a disposición para todxs aquellxs que quieran también retomar la posta. “Para nosotras, organizar este primer festival “La Mujer y el Cine” significa, por un lado, fomentar la expresión de un “sí, se puede” en otras mujeres de nuestro país que, por un motivo u otro, han visto postergados sus proyectos de hacer un film”, decía Susana López Merino, en la carta que abre este catálogo. “La Mujer y el Cine” se hizo por primera vez en Mar del Plata en 1988. Argentina hacía poco recobraba la democracia y las mujeres teníamos una inusitada participación en la cultura y cargos públicos. Casi diez años antes de que se reanudara el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata en 1996, del que luego fue una de sus secciones más prestigiosas. La in…

MIS PELOS POLÍTICOS!

LESBIANAS- FEMINISTAS Y PELUDAS!!!!
Mis pelos me dan vergüenza. Los miro. Los acaricio. Trato de pensarme con pelos en las piernas y no puedo evitar sentirme FEA? No. La palabra es más bien asco. Vergüenza. Un nudo contradictorio entre mi libertad y la cárcel de sentirme con la valentía de dejármelos siempre y cuando no empiece a hacer calor. Ridícula, me recuerdo diciendo en un telo en una cogida ocasional – “no estoy depilada. Si querés no me saco el pantalón”. Qué infamia! Ella no se tomó el trabajo de contestar mientras me desvestía. Me dejé llevar aliviada. Me había acordado de una amiga que me contó estar por coger muy caliente con una chica y que se le fuera la calentura después de verle los pelos. Que no había podido volver a tocarla. ¿?!!! “¿Pero no te das cuenta que la fobia es tan grande que te impide sentir placer?”, le dije. Está claro que tampoco tolera mis pelos. Los pelos en las piernas de su amiga. ASCO. Pánico social. Sentirme observada. Rechazada. Criticada. Pero lo …

Mitos sobre la prostitución

Campaña "Ni una mujer más víctima de las redes de prostitución"
Es el oficio más viejo del mundo
Falso. Supone que la prostitución es un atributo innato de las mujeres y, por lo tanto, inevitable, construcción muy conveniente al patriarcado y a los explotadores. La prostitución expone el propio cuerpo al servicio de otro, para que sea usado como mercancía, por tanto no es oficio sino esclavitud. Es imposible vender el cuerpo sin lastimar el alma. En sociedades primitivas, las mujeres aparecemos como parteras, alfareras, artesanas, curadoras, maestras, aurigas (conductoras de carro), recolectoras, antes que practicando la prostitución. Estos oficios ejercidos por las mujeres se pueden comprobar por la arqueología y la mitología popular pero son ignorados por la "historia" patriarcal. La prostitución tiene un inicio preciso: la afirmación del patriarcado.
Es una forma sencilla de ganar mucha plata
Falso. Las mujeres en situación de prostitución sufren daños irreparables,…