martes, 18 de marzo de 2008

“La maté porque era mía”

Los mal llamados “crímenes pasionales” son femicidios, es decir, no son asesinatos de mujeres aislados, sino que son la conclusión de una serie de violencias cotidianas cometidas, por los varones que dicen “amarlas”. Sólo en enero del 2008 los medios han publicado 10 casos de femicidios (4 de esas mujeres tenían menos de 20 años). Estos crímenes pueden evitarse si se acciona a tiempo al advertir señales de maltrato.

Por eso es importante que tengamos en cuenta:
Placer y abuso son vivencias opuestas.
Placer y miedo son vivencias opuestas.
Sentirse querida y sentirse usada, son vivencias opuestas.
Sentirse dueña de sí misma y sentirse propiedad de otro/a, son vivencias opuestas.
(del Manual de autodefensa para mujeres)

No hay comentarios: